Arranz-Bravo. El dibujo en acción

Exposición actual

La exposición Arranz-Bravo. El dibujo en acción, quiere revisar los usos, técnicas y modalidades empleadas por Eduard Arranz Bravo en la disciplina del dibujo, desde los inicios de su trayectoria artística hasta la actualidad, en una selección que reúne piezas escogidas del fondo de la FAB , dibujos de la colección del Museo de la Hospitalet, carpetas inéditas de obra sobre papel de la colección Monteiro Soares de Brasil y, finalmente, obra sobre papel contemporánea realizada por Arranz-Bravo. La muestra cuenta con la edición de un catálogo, con textos de la crítica de arte Nuria Poch, Albert Mercadé, director artístico de la FAB, y una entrevista a Eduard Arranz-Bravo.

El dibujo fue el protagonista del debut artístico de Arranz Bravo, tal y como lo demuestra la portada del primer catálogo sobre el artista, escrito por Baltasar Porcel en 1966, y también el premio de dibujo Ynglada-Guillot de 1968 que Arranz Bravo ganó y que se conserva en el fondo del MNAC. Luego llega el tiempo fecundo de experimentación de finales de los sesenta: es el momento de la fábrica Tipel, de la Sala Gaspar, del tándem con Bartolozzi, los happenings, de Ibiza y los desfiles de la confusión en Granollers. En la exposición son prueba de este momento dos proyectos: los bocetos de la Tauromaquia (proyecto con Rafael Bartolozzi que tiene como origen un tour que realizaron con el torero Antonio Ordóñez en muchas de las plazas españolas y que se expuso al ‘Spanish Institute de Nueva York’, en 1971), y el proyecto Zahara-22 con el fotógrafo Xavier Guardans, que realizaron en un viaje a Zahara de la Sierra en 1983.

Complementan este período las carpetas de 1968 localizadas en la colección Monteiro Soares de Brasil -130 obras sobre papel entre dibujos, acuarelas y grabados-, las cuales demuestran que la subversión plástica que Arranz-Bravo estaba llevando a la calle, nacía del trabajo diario y la introspección de taller. En ellos percibimos su obsesión por la figura humana y su ánimo de llevar en un estadio inexplorado las primeras experimentaciones biomórficas de Pablo Picasso o las fabulaciones oníricas y punzantes de Joan Miró.

Cierra la exposición su obra contemporánea, formada por una parte por los bocetos de las esculturas monumentales realizadas en L’Hospitalet (El Puente de la Libertad, Museo de Historia de L’H), y una serie de grafito sobre papel – Roots- de gran formato que el aritsta ha realizado para la ocasión. La exposición El dibujo en acción, quiere reivindicar la figura de Eduard Arranz Bravo como uno de los dibujantes vivientes más importantes del país, tal y como ha sido observado por diferentes críticos que han escrito sobre su obra, como José Corredor Mateos, Baltasar Porcel, Camilo Jose Cela, Albert Mercadé o Ricard Planas.

Sigue la exposición con el HT #ABdibuix