Arranz-Bravo en la colección Bassat

Exposición actual

La fundación Arranz-Bravo presenta la primera gran exposición de obra de Arranz-Bravo del fondo de arte del publicista Lluís Bassat (Barcelona, 1941). Se trata de una de las colecciones más importantes de obra del pintor barcelonés a nivel español, con más de 50 obras entre pinturas, esculturas, y obra sobre papel. El fondo representa la trayectoria artística de Arranz-Bravo de una manera cumplida y diversificada, desde su debut a mediados de los años sesenta hasta la obra contemporánea. Lluís Bassat se ha sentido siempre fascinado por la obra de Arranz-Bravo, que descubrió el 1966 en una exposición a la galería Gaspar. De aquel momento Bassat colecciona dibujos y pinturas, así como de los años subsiguientes, con una magnífica serie de pinturas que muestran la transformación cromática y onírica de la obra de Arranz-Bravo en el marco de la Barcelona libertaria de finales de los años sesenta. La colección también representa otros momentos capitales de la obra del pintor, como el periodo de Cadaqués, en que se inició en la disciplina escultórica, o la pintura a partir de los años noventa, momento en que Arranz Bravo se instala a Vallvidrera y orienta su caudal artístico en el trabajo íntimo, introspectivo y apasionado de la pintura.

Lluís Bassat es uno de los coleccionistas más importantes de pintura contemporánea catalana, con un fondo que supera las tres mil obras, entre pintura, escultura, dibujo y grabado. Iniciada en 1973, la colección se focaliza en la pintura y la escultura de la segunda mitad del siglo XX, en artistas pocos representados en los museos públicos del país, como Josep Guinovart, Albert Ràfols Casamada, Robert Llimós o Rafael Bartolozzi. Desde el 2010, la colección, expuesta y difundida por el consorcio Museo Arte Contemporáneo Mataró y la Fundación Privada Carmen y Lluis Bassat, se puede visitar a la Nave Disfrutó de Mataró