14

Inaugurada en septiembre del 2009, la Fundación Arranz-Bravo es un espacio de arte contemporáneo en L’Hospitalet que tiene el doble objetivo de difundir el arte del pintor Eduard Arranz-Bravo (Barcelona, 1941) y promocionar la joven creación contemporánea. A la Espera de ser inaugurada su sede definitiva en el edificio de l’Antic Molí, la Fundación tiene su espacio provisional en los antiguos almacenes de la fábrica textil de la Tecla Sala, en un proyecto diseñado por el arquitecto Jordi Garcés.

La Fundación cuenta con una colección de trescientas cuarenta obras de arte de Arranz-Bravo -entre pinturas, obra sobre papel, grabados y esculturas-, donadas por el artista y que explican sus diferentes periodos creativos; obras que la Fundación se encarga de conservar y también de promover, mediante exposiciones en su sede o en otros museos catalanes, españoles y del extranjero.

La Fundación se quiere erigir también como un espacio de referencia en la promoción del arte joven en Cataluña y por este motivo a lo largo del año se organizan diferentes exposiciones y actividades que tienen como protagonista el arte emergente y el pensamiento contemporáneo. El otro foco de actividad de la Fundación Arranz-Bravo es su tarea educativa, destinada especialmente a escuelas y centros sociales de L’Hospitalet.

Arranz-Bravo es un artista muy vinculado a la ciudad de L’Hospitalet. Es autor de los dos principales monumentos de la ciudad: L’Acollidora (en la Rambla de Just Oliveras), símbolo de L’Hospitalet, y el Puente de la Libertad (en el cruce entre la calle Marina y la Avda. del Carrilet). La Fundación tiene el ánimo de seguir alimentando este vínculo, haciendo de la Fundación una “Acogedora” de arte, un Puente de cultura, pensamiento y libertad.